Humanizar empresas…

No es fácil hacer una auto-descripción profesional, pero al fin y al cabo ¿quién mejor que uno mismo conoce el trabajo que realiza? Así que, allá voy…Me llamo Ana Quintela y soy periodista freelance. He querido trabajar en esto desde que tengo uso de razón, desde los tiempos en que veía junto a mi padre los reportajes de Informe Semanal. Deseaba ser uno de aquellos periodistas que contaban historias… Y en ello sigo trabajando día a día…

Llegué a ser periodista freelance podríamos decir que por evolución personal. Tras cinco años en los que trabajé en los Departamentos de Comunicación de Presidencia de la Generalitat valenciana y la compañía aérea Air Nostrum se dieron las circunstancias para que emprendiera por mi cuenta. Era algo que siempre había tenido en mente, pero que nunca había llegado a materializar. Me tentó la posibilidad de ser dueña de mi tiempo de trabajo, de tomar decisiones por mi misma… Me puse manos a la obra. Durante todos estos años he adquirido amplia experiencia, tanto en la empresa privada como en la Administración pública, como editora de revistas municipales, coordinado planes de comunicación para PYMES, en la gestión de contenidos de redes sociales y páginas web, junto con trabajos en el ámbito de las RR.PP. o el desarrollo de la imagen empresarial.

Historias inteligibles

Las empresas necesitan contar sus historias y mi trabajo es hacerlo posible. Dar a entender lo que hacen y darle forma escrita o visual, para que llegue al mayor número de potenciales clientes, a través de los múltiples canales de comunicación existentes. “Humanizar” su actividad es mi trabajo.

En cuanto a mi formación, durante la carrera aproveché al máximo las posibilidades de hacer prácticas en empresas de comunicación como la SER, COPE, Voz de Galicia…Todos estos lugares y profesionales fueron mi mejor escuela. Una vez licenciada mi mayor ilusión era trabajar en el extranjero, de modo que puse rumbo a Bruselas donde, a través de una Beca Leonardo, pude conocer de cerca las instituciones europeas. De vuelta a casa me embarqué en una nueva aventura y estudié un Máster de Periodismo que me permitió trabajar durante un año en el Diario ABC en Madrid, desde donde viví de primera mano el efecto de los atentados del 11-M en un medio de comunicación. El resto ya os lo he contado, salvando cursos de idiomas, especialización en redes sociales, creación de empresas o herramientas informáticas varias…

Mi reto de cara al futuro es seguir en la dirección de “humanizar” las empresas, dotarlas de contenidos que las hagan inteligibles a sus potenciales clientes o consumidores, impulsar su dimensión e implicación social y explorar nuevos ámbitos de la comunicación empresarial.